Cinco maneras de ser un hombre gay feliz

Cinco maneras de ser un hombre gay feliz

Como humanos, siempre estamos buscando formas de mejorarnos a nosotros mismos, hacernos felices y finalmente vivir de la mejor manera. Como hombres gais, sin embargo, hay muchas luchas que la mayoría de nosotros hemos tenido que superar solo para sentirnos aceptados, y algunas de ellas no siempre nos hacen sentir más felices.

Recientemente, recurrimos a un video de Matthew J. Dempsey, un psicoterapeuta, que brinda consejos sobre cómo ser un gay feliz.

¡Difundamos algo de positividad esta semana, y aprendamos a amarnos a nosotros mismos! Los pasos que Mateo explica son los siguientes

Sé agradecido con lo que tienes

Hemos crecido en un mundo donde lo ‘gay’ es visto como inadecuado, que no tienes razón para ser como eres y que tienes algo malo. Es algo que internalizamos y proyectamos en otros. Nuestra experiencia es lo que hacemos de ella, así que transformémosla en algo bueno.

Se agradecido por las cosas que tienes. Prueba esto; escribe tres cosas que agradeces cada día. Haz esto una vez al día, pueden ser las mismas cosas cada día, o pueden ser cosas nuevas, pero hacerlo a diario te reconectará para centrarte en todo lo bueno que llena tu vida.

Ábrete a los demás

Hemos pasado tanto tiempo como una comunidad que construye paredes para mantenernos seguros, usando una máscara todos los días, y eso es agotador. No sientas que tienes que esconder quién eres para ser aceptado.

Comparte todos los aspectos de ti mismo. Una vez que haces eso, te abres a las cosas contra las que estas luchando, a las cosas que temes, y en ese punto, el amor propio deja de ser condicional para convertirse en algo incondicional.

Juega

Si creces en un ambiente homofóbico, te hacen creer que lo auténtico no está bien, y esto te lleva a no prestar atención a las cosas que realmente te importan.

Reconcíliate con las cosas que hacen que tus ojos se iluminen, con las cosas que hacen que su corazón lata un poco más rápido, con las cosas que te llenan de emoción.

Se amable

Cuando vives en una sociedad que ya es muy crítica con la comunidad LGBT, es fácil aprender ese comportamiento y convertirte en lo que odias. Es fácil proyectar las críticas que han hecho sobre ti. Se consciente de eso. Trata activamente de hacer lo contrario a lo que hacen las personas malas y trata a los demás como quieres que te traten.

Si proyectas bondad, la interiorizarás.

Acepta lo que no puedes cambiar

Una vez que hayas practicado los primeros cuatro pasos, el paso cinco es asegurarte de que has hecho todo lo posible para sentirte feliz, y que si no te sientes completamente feliz, si todavía te sientes decaído, esta bien.

La aceptación es lo que evita que la tristeza se convierta en depresión y que el estrés se convierta en ansiedad. Monta esa ola de incomodidad hasta la orilla. Encontrarás la felicidad. Por cliché que suene, siempre hay una luz al final del túnel. Te moverás a través de estas emociones con estos cinco pasos, y siempre saldrás sintiéndote más feliz.

¿Qué piensas?

Déjanos tu comentario sobre el artículo en la parte de abajo y escríbenos a hola@plazadiversa.com si tienes alguna duda o sugerencia.

Te invitamos a seguirnos en nuestras redes sociales y a visitar nuestra página principal para ver más contenido.